lunes, 28 de marzo de 2016

El sol nun se pon pel oeste (o non siempre)

   Sabemos de la escuela qu’el sol sal pel este, y ponse pol oeste; o asina nos dixeron los mayestros. De guajón (15 años), cuando entamaba a salir al campu, cayí na cuenta bien ceo qu’esto nun debía ser asina, pues a lo llargo l’añu, y tres ver salir y ponese’l sol milenta vegaes, daba la impresión que la posición del sol variaba daqué. Comenté esto cola mio mayestra de física y química del institutu, Josefina Barandiaran (otra de les profesores que cambiaron la mio vida), y unvitome a que lo comprobara yo mesmo, ye nidio que sabía’l retruque, pero quería despertame’l interés pola investigación (anque esi interés ya lo tinía despiertu...). Eso mesmo foi lo que fici, investigar. Too a lo llargo d’un añu, cada 15 de mes, fui a midir la posición del sol al ponese. Pa ello monté una brúxula nun trípode. Pa evitar errores de midida, usé una plomada y el nivel del trípode, polo llogré poner na mesma posición la brúxula nuna bancada de formigón qu´había nos altos del cantil de Les Piñeres en Samartín de Llaspra (Castrillón), nal nomaos“Pinosaltos”. Los datos que garré daquella diérome un positivu nes notes. 

  Siempre guardé les llibretes de ciencies, pero col tiempu y la falta d’espaciu, fui tirándoles, y con elles cuntaba que tamién tirara aquellos datos, cuála foi la sorpresa cuando l’otru día atopé les notes de campu que fice nel so día. Bien me prestó...

Estes foi'l diseñu esperimental y les notes  del proyeutuque tomé naquel añu 1992

   Estos foron los azimuts (l’angulu horizontal) qu’atopé, que representen la posición desde’l norte, en graos sexaxesimales:


   Como ves tien una forma d’ “U”, con puntu máximo n’avientu, y mínimo'n xunu, son los estremos qu’atopé, nos que bailla’l sol na so posición d’atapecer, anque’l máximu dase nos solsticios d’iviernu y branu, que foi unos díes depués de la mio midida, poro malapenes varió un grau. Yera nidio qu’el sol nun se ponía siempre nel oeste, sinon qu’espurría 32º a un llau y otru d’él.
 
   Tenía miéu que fuera un error de mio, asina que fui a la mio segunda casa,  la biblioteca, a la gueta de tables que dixeran amosaren les posiciones del sol al ponese, pala mio desesperación nun atopé nada, daquella nun esistía internet pa miralu. Pasaron dellos meses, y la suerte diome la oportunidá de comprobalu. 

   Les perres que diba aforrando siempre les gastaba n’equipu o llibros, esa vegada merqué un llibru de sobrevivencia, qu’amás de mil trucos pa usar en situación de necesidá, traía dellos apéndices como mapes d’estrelles, señales, codigos de comunicación, llámines de plantes y animales, tables de vientu y sensación térmica, y unes tables pa calcular la latitud a partir de la duración del día, o de la declinación del sol na alboriada y nel atapacer. Ye ehí ónde atopé los ángulos del sol nel atapecer, ¡qué suerte! 

Entá guardo aquel llibru de sobrevivencia.

   Asina pude comprobar, nun solo que les mios midides yeren bones, sinon comparales coles d’otres llatitudes, y atopé una cosa perguapa (anque esperable), la posición nos equinoccios yera la mesma’n toos llaos, y coincidía col oeste mesmo:


   Na gráfica, que pongo la posición cada 15 de mes, vese perbien que la posición del sol nos tres exemplos, los datos de mio, los del ecuador y a 60º norte, ye la mesma, 90º alredor del día 20. Tamién vemos que cuánto más al norte más bailla’l sol de posición respeutu al oeste.

   Esos resultaos dieronme puxu pa siguir esferruñando nel tema, y col tiempu llevome a deprender a funcionar col sextante que fici yo mesmo, a navegar colos astros
(entiéndase por navegar como movese orientáu, a la gueta d’un oxetivu xeográficu, y non a dir en barcu) , y otres tribes de navegación, como navegación ensin lluz ocon baxa visibilidá... ya te cuntaré más coses...

No hay comentarios:

Publicar un comentario