martes, 20 de septiembre de 2016

Termografía: el mundu cola vista de Predator

   Va poco, el mio collaciu David Álvarez (un científicu de verdá, y non un porcaz amateur como yo), asoleyó na so muria de facebook, un videu humorísticu, qu’ilustraba la utilidá de la termografía (esta teunoloxía valse de cámares que tomen imaxenes de la radiación infrarroxa qu’emiten los cuerpos), nesi casu oservando, nel espectru térmicu, como una señora, a cayandes, tira un peu, mentantes espera l’autobús o el metru, nun sonaría, pero la termografía aseméyalu pernidiu (supongo les otres presones que taben nel andén sentiríanlu nel “espectru olfativu”).


Selfie termofráficu, delante d'una superficie metálica les radiaciones reboten y captales la cámara.

 
   Pol mio trabayu, teo la suerte d’usar muncho la termografía, pues tien muncha utilidá, cada día úsase más esta téunica en campos perdestremaos, como la industria, bioloxía o  medicina, bomberos y forenses, téunicos de mantenimientu y predicción, o seguridá tamién la usen, les utilidaes son incontables. La verdá que ye perinteresante, y a fuercia d’usar les cámares termográfiques (y teniendo una mente abierta) aprendes a ver el mundu d’otra forma, y daste cuenta que la nuesa vista ye sólo una manera más de ver, anque ye verdá que la evolución dionos un sentíu qu’asemeya enforma a una cámara termográfica, el sentíu del tactu, que nun ta sólo nes manes, sinon pol cuertu enteru, y que valnos pa sentir les fontes de calor, por exemplu.

   Nesta entradina vamos ver delles aplicaciones de la termografía nel campu de la didáutica de la física, verás que de xuru que los docentes diben tener muncho más cenciella la llabor d’enseñar conceutos un tanto gafos a los rapazos.

Lluz visible vs. infrarroxa

   Como sabemos la enerxía d’una radiación, de la triba que seya, ye absorvida polos cuerpos (lo que fae que xuba la so temperatura), éstos tamién la reflexen, y tamién la irradien. Cola lluz visible apreciamos estos efeutos, anque nun siempre, asina un cuerpu percaliente puede llegar a arroxar, polo que veremos que la so color camuda a encarnáu, esto indícanos que ta emitiendo enerxía, tamién apreciamos la reflexón, por casu al venos nun espeyu; poro cola termografía estos efeutos vense muncho más nidios, asina si termografiamos a una persona vamos ver que partes del so cuerpu emiten más radiación, o por onde pierden más enerxía, d’esto válense los fabricantes d’equipos de montaña pa ver peronde fallen les sos prendes.
   Na imaxen vemos la termografía d’una cara, lo más fríu la nariz (n’azul), les oreyes tamién tán fries, anque nun se ve bien, y lo más caliente la frente, los güeyos y la boca, anque nun se ve que temperatura tien, la zona de la barba y el bigote tán alredor de los 36 ºC, lo que demuestra el valor del pelu pa caltener la temperatura más constante.
Na semeya de la manu, vemos que lo más frío son los deos, por ehí perdemos muncha enerxía:


   Esa radiación a traviesa munchos materiales, por casu na imaxen con lluz visible, nun apreciamos lo que hai tres la bolsa, mentantes que con lluz infrarroxa vemos un vasu de café, acabante de facer:



Conducción del calor

El calor amás de tresmitise por radiación, tresmítese tamién por conducción, d’una forma más eficaz, polo normal cola lluz visible nun apreciamos esti procesu, pero cola termografía vese que ta implicáu en munches más aiciones de les que cuntamos, asina el fechu d’apoyar la manu na mesa, implica un trespasu d’enerxía d’una a otra (si ta fría la mesa, claro):


   Tamién como se tresmite’l calor al aplicar la llama a una varilla de fierru:


   Ye nidio que unos materiales conducen meyor qu’otros el calor, por casu el metal o el cristal son perbonos conductores, y por eso muncha de la calor de los nuesos edificios marcha poles ventanes, otros son peores conductores, y s’usen como aisllantes térmicos, los téunicos n’aisllamientu usen la cámara termográfica pa conocer los puntos de fuga del calor de los edificios.
   Vemos na semeya’l mesmo vasu de café d’antes, una parte ta metía nuna caxa de “polispán”, que ye aisllante, polo que nun vemos la radiación del culu del vasu:


Caltenimientu de la enerxía

   Toos vimos el principiu de caltenimientu de la enerxía, que diz, más o menos, “la enerxía nin se crea nin se destrui, tresfórmase namás”. Por eso, nun hai máquines de movimientu continuu, por que’l rozamientu de les partes móviles, fai una resistencia, y parte de la enerxía de la máquina, piérdese en forma de calor. Pueden vese bien, estos efeutos cola cámara termográfica, asina munchos téunicos de mantenimientu úsenla pa buscar “puntos calientes”, por exemplu nuna máquina con rodamientos o exas, l’apaición de zones más calientes indiquen qu’hai roce, hai llugares onde ye normal, pero n’otros non, polo que l’apaición dellos nestos llugares diz-yos qu’hai daqué problema.    
   Na imaxen vemos como al raspiar na mesa con una goma, dexo una “güelga térmica”, produzla el rozamientu de la goma sobre la mesa:


   Si al parar el coche miramos les ruedes, vamos ver que partes de la rueda rocen más o menos, con un poco de práutica, podemos saber si tán bien alliniaes o non, antes de que’l neumáticu desgaste más per un llau que por otru: 

Nesti casu la rueda ta equilibrada, ya que nun apaecen zones más calientes,
 
Nesta rueda hai daqué desequilibriu, vese por que la parte de la mano de dientro ta más caliente.

   Otra manifestación del principiu de caltenimientu de la enerxía, ye lo que pasa cuando damos un golpe con un martiellu, la enerxía tresmítese en forma de enerxía mecánico, esta, amás de romper lo que golpeemos si damos con fuercia, va calentalu, bono y, per aciu, a la propia resistencia del material, ye fácil que’l martiellu tamién acaleza. Vémoslu na imaxen siguiente, onde vemos el martiellu posáu nuna mesa antes y depués de dar un golpazu con él, la mancha encarnada ye’l efeutu térmicu del golpazu:


   Estos son unos exemplos namás de les posibilidaes didáutiques de la termografía, los docentes pueden adautar esta téunica a les sos necesidaes, los resultaos, amás de llamativos, ayuden muncho al deprendimientu de conceutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario