viernes, 3 de julio de 2015

Golor a tierra moyao

   Hai una golor que pamique toos somos capaces de conocer, y que nunca sentí  a naide dicir que-y repunase, ye la golor a tierra moyao, que milenta vegaes inspiró a poetes de tolos tiempos. N’esta entrada teo que date dos noticies, una mala y otra bona; la mala: que voi desmontar tola llírica que surde d’esti aroma. La bona: voi cuntate una hestoria más guapa ya interesante (polo menos pa la mio manera de ver en mundiu).


   Hasta fae poco, nun m’entrugué d’au vinía la golor de tierra moyao, foi un fechu causal el que me llevó al guieldu del orixe, y digo causal, que non casual, por que hebio una causa concreta, lleendo cómo los camellos yeren quién atopar l’agua a kilómetros de distancia, atopé una referencia a una sustancia que son capaces de goler, y que ye güelga de presencia d’humedá, ye la xeosmina.

   La xeosmina ye una sustancia que produzse nel metabolismu de dellos seres, como los cactus, dellos fongos y varies bacteries, les que van ocupanos esta vegada son les caberes, unes bacteries que viven nel suelu, Streptomyces coelicolor y otres del so xéneru, y que como vamos ver son bien valibles pal ser humán.

Si t’alcuerdes cuando falamos del procesu de fermentaticón del pan (enlláz), les bacteries y fongos, que yeren los artícices d’esti “máxicu” procesu,  afayábenseles pa tresformar l’entornu a les sos necesidaes, acidificando l’entornu col fin de eliminar a los sos competidores, pues bien, Streptomyces coelicolor (etimoloxicamente fongos con forma de cadena, anque son bacteries) fae lo mesmo, camuda les condiciones del so hábitat pa evitar intrusiones de competidores y depredadores. ¿Cómo? Streptomyces son unes bacteries que crecen en forma filos enguedeyaos, y nun tienen malapenes movilidá, trabayaríen en inferioridá de condiciones frente a otres bacteries más móviles y los virus, sinón fuera pola so capacidá de producir la sustancia que diximos, la xeosmina, cuando les condiciones son bones pal so desendolque (o sía, en condiciones d’humedá). Esta ye un antibióticu natural, polo que barren d’enemigos y competidores el so entornu.  Otros xéneros de Streptomyces producen  otros antibióticos, y en munches ocasiones se cultiven col fin d’usar estes sustancies con usos médicos.

 De magar que conocí esto nun se me quitó de la cabeza la idea de cultivar daqué cepa d’estes bacteries, col fin de estudiar el desendolque del so ciclu. Asina, qu’un día púnxeme manos a la obra. Pa tratar d’aisllar estes bacteries, valime d’una téunica perconocida’n microbioloxía, un ciclu de diluciones, asina que garré un gramu de tierra de l’antoxana casa y amestelu a nueve milillitros d’agua, depués garré un milillitru d’esti sopa y amestelu a otros nueve, asina hasta cinco vegaes, col fin de diluir la presencia de microorganismos, y nun atopame con una selva de” microbios”, onde de xuru que nun atopaba a Streptomyces coelicolor (o dalguno de los sos hermanos). 

   Garré muestres de l’amesta cabera, y semeles en cápsules de Petri, sobre una base d’agarosa (ya te cuntaré pronto la manera de fabricala en casa por poques perres); que metí na yogurtera (yo nun teo estufa de cultivu, poro la yogurtera ye mesmamente eso, pues pa facer yogur lo que facemos ye una cultivu de bacteries del xéneru Lactobacillus y Streptoccocus nuna base de llechi), n’espera de resultaos.



   Al tercer día, ya medraren delles cepes d’aspeutu destremáu, de toes les que apaecieron había unes con forma de disco, con aspeutu enguedeyosu, ceroses, y que taben bien amestaes a l’agar del cultivu (por mor a los son filamentos) eses paecíen ser Streptomyces. Como el so tamañu ta ente 0,5 y 1 µm con un microscópicu cenciellu vamos poder ver estes bacteries, que formen colonies de llargos filos enguedeyaos.

Nun fui asemeyalos, asina que pongo esta cretivecommons (fonte wikipedia)


  Ya tenía una cepa llocallizada, asina que col fin de poder ver el so efeutu antibioticu , garre delles muestres del mio Streptomyces y semeles darréu en delles cápsules pa tener cepes “pures”, n’otros tres díes tenía unos fermosos discos de Streptomyces coelicolor.  A la par, tamién había semao unes cepes de Lactobacillus y d’Eschericia (ya te diré como semalos), asina que cuando les cepes de unes y otres tuvieron llistes, semé’n dellos puntos de los cultivos de Lactobacillus y Escherichia cepes de Streptomyces, y otra vegada a la yogurtera (col cuentu d’esti proyeutu tuvimos  ensin comer yogures dos selmanes).¿Qué foi lo que observé a los dos díes? Algo maravillosu, nos cultivos “infeutaos” con Streptomyces apaecieron unes zones llibres de Lactobacillus y Eschericia, alredor d’au semara la filamentosa Streptomyces, estes segregaron el so antibióticu, col fin de facese un llugar pa medrar llibre de competidores. 

   Pa un naturallista ver la natura n’aición ye’l sumum, polo común centrámosnos nel mundiu macroscópicu, quiciabés por mor a que ye más fácil pa nós, por eso esti proyeutu foi uno de los más prestosos que fici enxamás, ya que pude ver en direutu’l desendolque de la vida a esa escala, ver que nel mundiu microscópicu les lleis de la llucha pola sobrevivencia y la evolución tamién funcionen (algo de lo que solemos escaecenos).  Esti proyeutu abriome los güeyos a un nuevu mundiu, al que volveremos a facer nueves visites nel futuru.

posdata: Un esperimentu asemeyáu foi'l que llevó a Fleming a descubrir la penicilina, que tanto bien fexo a la humanidá en so día.

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. El Reino fungi está algo olvidado. Creo recordar que el ser vivo más grande que vive en la Tierra es un hongo que ocupa hectáreas en un bosque de "nosédonde". O ¿era un árbol que por partenogénesis de sus raíces o ramas rastreras ocupaba una gran extensión? No me acuerdo. Pero lo que sí es realmente importante es el papel desempeñado por las micorrizas ( simbiosis) en las plantas en la evolución de la vida
    terrestre.
    ( No conozco el ¿asturleonés? Pero creo que lo entiendo) Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque Streptomyces es una bacteria, tienes razón en que el "micromundo" es un olvidado, quizá por la dificultad para estudiarlo.
      Es fascinante el tema q dices de las redes de micorrizas, q ocupan zonas enteras, y interactuan con la flora,creando una gran red,es tanto lo q no sabemos...

      Eliminar
    2. Sí bueno, pero creía que era interesante. Tengo que repasar un poco la clasificación de los reinos naturales ¿taxonomía?
      Cuando yo estudiaba era diferente al actual.
      ¡Hasta la vista!

      Eliminar
    3. Muchas gracias por tus comentarios y aportaciones.
      Un saludo

      Eliminar
    4. No son redes de micorrizas. Me refiero a la simbiosis de hongo y raíces de las plantas que desde tiempos geológicos a permitido la asimilación de los elementos minerales al sistema vascular de las plantas superiores...
      Por ejemplo, una de estas interrelaciones hongo árbol ya bien conocida en la agronomía es el "cultivo" de encinas con las raíces bien repletas del hongo de la trufa...Y en los viveros forestales tienen buen cuidado de hacer una buena selección de cepas de hongos en las raices, incluso un vitro, de los plantones de muchas espécies de árboles para repoblar los montes.

      Eliminar
  3. Bueno, que no es mi intención alargar el offtopic. Hasta pronto.

    ResponderEliminar